jueves, 28 de febrero de 2013

Cuando algo malo te sucede, tiene tres opciones: puedes dejar que termine, te destruya o te fortalezca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario